Cocinar con robot… ¿o no?

En el arte de cocinar encontramos muchos tipo de personas, pero básicamente se dividen en dos tipos:

1-Las que les encanta cocinar

2- Las que odian meterse en la cocina y lo evitan a toda costa

Dentro de estos 2 grupos, podemos encontrar muchos subgrupos que a su vez pueden subdividirse en muchos más. Pero hablaremos  de los más comunes.

A las personas del primer grupo, a las que les encanta la cocina, podemos dividirlas en las que cocinan de manera tradicional, sin casi ayuda de aparatos eléctricos (esos demonios inventados por el hombre) y las que se benefician de esas ayudas que se llaman robots de cocina.

Las que odian la cocina, a veces se reconcilian con ella gracias a dichos aparatejos. Verdaderamente, a veces, aunque el cocinar no sea de las actividades caseras la que más les seduce, no tienen otro remedio que hacerlo. Ese momento suele coincidir con la llegada de un bebé a casa o simplemente porque se cansan de comer platos preparados, aunque también puede ser porque a algún miembro o a ellos mismos les detectan alguna alergia, intolerancia o problema de salud que les obliga a preparar sus propios platos.

A mi siempre me ha gustado cocinar, incluso en mi infancia preparaba platos, a veces incomibles, porque me encantaba comer y me sentía toda una cocinera cuando los de casa se los zampaban sin rechistar y encima me felicitaban… qué sufridos, pobrecillos.

A lo que íbamos… Cocinar con o sin robot?…

Pues, eso a gusto de cada uno. Según mi experiencia y en robots os aseguro que tengo una poca, un robot de cocina es una ayuda excelenete, pero hay procesos que como a mano, ninguno. Si es cierto que en el día a día, con las prisas, el cocinar con un robot tipo Thermomix o Cooking Chef de Kenwood es una maravilla. Y también que no hay color a la hora de montar nata, merengue, trocear verduras, etc etc. Pero un pollo asado al horno, por ejemplo, no hay robot que lo haga igual que hacerlo en una cazuela, con su tomatito, su cebolla a cuartos, etc etc.

Un día de estos escribo un post con las diferencias entre los distintos robots que actualmente hay en el mercado.

Eso sí, cocines como cocines, pon siempre muchas ganas y mucho cariño. El resultado es muuucho mejor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies